Destacado

El amor de un búho y una alondra

Hikari y Koi Érase una vez un solitario y orgulloso búho que sobrevolaba el mundo en las noches, acompañado de oscuridad y silen...

enero 31, 2014

La Madre más Joven de la Historia


Hoy día se ha hecho común ver a muchachitas de menos de quince años salir embarazadas ante el asombro y el prejuicio de la sociedad. Recuerdo en Venezuela una niña de 10 años que dio a luz, en España si no me equivoco hubo un caso de una niña que con nueve años tuvo un hijo, pero ¿Saben ustedes cual ha sido la madre más joven del mundo? La respuesta es una niña de peruana llamada Lina Medina, quien a los cinco años tuvo su primer hijo.




Nacida el 27 de septiembre de 1933 en Antacancha al este de Lima y en 1939 debido a una sospechosa hinchazón en su vientre, su padre Tiburcio la llevó a los médicos de la capital para examinarla. La superstición propia de aquellos lugares y tiempos produjo la creencia de que la niña tenía una serpiente creciendo dentro de su panza por arte de Apu, el espíritu maligno de los males. Movido por esta creencia su padre la llevó a diferentes brujos del lugar quienes no lograban extirpar el mal. Cansado de su ineficiencia, Tiburcio la llevó a unos médicos del hospital para que la examinaran. 

Lina, embarazada de siete meses


El doctor Gerardo Lozada atendió a la pequeña. Mediante su padre supo que la niña había comenzado a menstruar desde los tres años, cosa que cuando sucedía su madre la llevaba al río a lavarse, pero hacía siete meses que éste no le bajaba. Un latido minúsculo en el vientre de la niña detectado con estetoscopio inició las sospechas, luego los rayos X determinaron que la pequeña estaba embarazada. El doctor llamó a las autoridades y el padre de la pequeña fue encarcelado bajo sospechas de violación a la menor pero fue liberado por falta de pruebas. Las sospechas sobre la paternidad del pequeño también recayeron sobre uno de sus hermanos, quien además presentaba retraso mental. Lo cierto es que al día de hoy, setenta y cuatro años después, se sigue sin saber la identidad del padre.

Lina y el médico Gerardo Lozada


Como el canal de parto de la niña no estaba preparada para un parto por lo que se le practicó una cesárea el 14 de mayo de 1939 y con cinco años y ocho meses de edad Lina Medina se convirtió en la madre más joven de la historia al dar a luz a Gerardo (bautizado así por el médico que la atendió), que al nacer medía 48 centímetros y pesaba 2700 gramos. A pesar de que ambos se encontraban completamente sanos, solo fueron dados de alta once meses después. 

Lina después del parto


La historia puede parecer inventada, exagerada, un mito. Sin embargo, el nacimiento de Gerardo fue anunciado no solo por la prensa peruana, sino también por la internacional y las autoridades, el caso fue estudiado por especialistas, entre ellos Edmundo Escomel un investigador peruano que publicó un estudio La Presse Medicale, adjunto con él una foto de la embarazada a los siete meses de gestación y en diciembre de 1939 publicó el último de sus estudios donde afirmó que una biopsia realizada a uno de sus ovarios demostró el desarrollo de su sistema reproductivo como el de una mujer adulta. 



El niño fue criado como el décimo hijo de la familia y se le hizo creer que Lina era su hermana. La psicóloga estadounidense Paul Kosak examinó a la niña y declaró que ésta tenía una inteligencia superior a otras niñas de su edad, una gran madurez y que estaba convencida de que el niño era su hermano. 



Gerardo por su parte solo supo la verdad del caso a los diez años, producto de sus propias investigaciones, motivado por las murmuraciones de sus compañeros de clases. Llevó una vida normal y murió a los cuarenta años, producto de una extraña enfermedad en la médula ósea que muchos creen que guarda alguna relación con las circunstancias de su nacimiento.

Lina Medina se ha mantenido estos años en absoluto silencio, sin conceder entrevistas, sin presentarse en público, sin demandar la pensión vitalicia que el presidente del Perú le ofreció a ella y a su hijo en 1939. A los treinta y nueve años tuvo su segundo hijo, producto de su matrimonio con un hombre llamado Raúl Jurado.

Su segundo hijo actualmente vive en México y ella en una localidad peruana llamada Chicago Chico. 

 Si te gustó el post, agradecería que lo compartieras con tus amigos en facebook, twitter y google +. Para estar al tanto de publicaciones futuras, suscríbete al blog. Gracias.