Destacado

El amor de un búho y una alondra

Hikari y Koi Érase una vez un solitario y orgulloso búho que sobrevolaba el mundo en las noches, acompañado de oscuridad y silen...

junio 04, 2014

Top 10: Las Mejores Selecciones que NO ganaron el Mundial (Parte I)



Hoy, 4 de junio de 2014 faltan exactamente 8 días para que inicie el mundial de fútbol. Quienes me conocen saben que odio el futbol, honestamente lo detesto, por lo que la cercanía de este evento en realidad me estresa, en el sentido de que durante dos semanas no se hablará de más nada: desayunaremos, almorzaremos y cenaremos futbol, es la triste realidad. Por eso seré oídos sordos cuando hablen de ello. 

Sin embargo este 2014 es diferente a los otros años de mundial: por ejemplo en 2010, aunque no me interesaba el mundial, me daba igual el mismo, en 2006 lo recibí con entusiasmo honesto, en 2002 fue una ilusión enorme recibirlo aunque dolió el hecho de no haber podido disfrutarlo tanto como en 1998, cuando entonces, sí, recibir el mundial fue una ocasión de felicidad religiosa. Aquel mundial de 1998 fue una de mis mejores experiencias deportivas... puede que no me guste ya el fútbol, pero no renego de él: lo ame, los disfruté y figúrense de que hasta lo jugaba bien de vez en cuando.

Pero los tiempos y las personas cambian. Con el tiempo el futbol me fue interesando menos, me aburrió, me desilusionó, ¿Por qué? Porque me parece un deporte y un juego injusto. Quienes aún siguen el futbol, incluso con amor, saben que a veces, el mejor equipo no gana, ¿cierto?  

Además descubrí otros deportes que eran mejores y más interesantes, como el baloncesto, el futbol americano, el rugby y el cricket, y por supuesto, el deporte de mis ilusiones y sueños: el béisbol, el cual en realidad no descubrí, me acompaña desde que tengo uso de razón.

Pero bueno, aquí vamos. Como muchos me critican  por no gustarme el futbol (vivimos en un mundo donde  por decir que cierta cosa no te gusta, te crucifican), argumentan que la razón es porque no lo conozco, no lo he experimentado a fondo y que si lo hiciera me gustaría mas que el béisbol… no, no, no… llegué al fondo de ambos y me quedo con el béisbol. De futbol se, lo conozco, no es prejuicio lo mío.

Como en mi blog de béisbol estoy haciendo tops de los mejores posición por posición, haré lo mismo, pero ahora de futbol… y como bien dije, el futbol es un deporte injusto donde no siempre el mejor equipo gana, el top se trata justamente de eso, de las 10 mejores selecciones de futbol de todos los tiempos…. Que no ganaron el mundial… aquí vamos: 



10. Yugoslavia 1994 


Si bien Yugoslavia no participó en el Mundial de los Estados Unidos, es más, ni siquiera participó en la fase eliminatoria debido a la guerra civil que terminó por destrozar en siete pedazos el otrora imperio de Tito, el equipo de esta antigua nación era posiblemente el mejor del mundo en el momento en el que el mundial de 1994 se llevaba a cabo. 

Campeones del mundial sub 20 en Chile 1987, con un equipo que más tarde se presentaría en el mundial 98 dividido en dos selecciones: Yugoslavia y Croacia, la primera que cayó 2 por 1 ante Holanda en octavos de final y la segunda vencería con ese marcador a la misma Holanda en el encuentro por el tercer lugar.

Slaven Bilic, miembro de aquella selección que ganó el mundial y que llegó sin ningún tipo de expectativas ganadoras, afirma que el espíritu competitivo de la selección croata de 1998 y de la que también formó parte, nació en 1987 con la victoria inaugural ante Chile 4 goles por 2. 


De no haberse disuelto Yugoslavia en 1991, estos habrían ido al mundial de 1994 y 1998 con jugadores de la talla de Dragan Stojkovic (segundo mejor jugador serbio de todos los tiempos según la Federación Serbia), Zvonimir Boban (capitán de Croacia en Francia ’98), Dejan Savicevic (brillante centrocampista que triunfó con el A.C Milán y con Yugoslavia en 1990 y 1998), Darko Pancev (delantero macedonio, ganador de la Bota de Oro en 1992), Sinisa Mihajlovic (defensa yugoslavo, considerado el mejor tirador a balón parado de todos los tiempos), Vladimir Jugovic (yugoslavo, dos veces ganador de la Champions), Robert Prosinecki (Mejor jugador del mundial sub 20 de 1987, miembro de la selección croata posteriormente y reconocido por su calidad en el regate y manejo del balón) y Davor Suker (máximo goleador del mundial de 1998, con Croacia). 

Selecion yugoslava, campeona juvenil en 1987


De no haber sido por los conflictos políticos y bélicos, las selecciones de Brasil e Italia de 1994 habrían sido presa fácil para esta armada, poderosa y abortada Yugoslavia. 



9. Inglaterra 1990


Luego de sufridas victorias ante Bélgica en octavos y ante Camerún en cuartos, Inglaterra cayó de forma dramática, en penalties, ante el eventual campeón, Alemania cuatro por tres. Es lo más cerca que han estado de ganar el mundial desde la controversial victoria de 1966.

La plantilla inglesa de ese año mostraba en ella jugadores talentosos de la talla de Chris Waddle, Paul Gascoigne, Peter Beardsley, John Barnes, fue esta la mejor presentación del conjunto inglés en los últimos cuarenta años. Como bien dijo su director técnico, sir Bobby Robson: “Teníamos un  buen grupo de jugadores ese año, muy talentosos, muy rudos y ambiciosos”.

El estilo de juego de los ingleses bien mejoró la imagen histórica del mundial de Italia, considerado uno de los peores de todos los tiempos. El juego de la semifinal, entre anglosajones y germanos fue considerado por el mismo Andreas Brehme de la selección alemana, como “una final adelantada, un juego emocionante: la balanza iba de lado a lado”. 


Derrota inglesa ante Alemania en penalties


Finalmente Inglaterra fue eliminada en semifinales mediante el aspecto más emocionante e injusto del futbol: los penalties. 


8. Bulgaria 1994



Antes de comenzar el mundial de Estados Unidos, nadie imaginaba que esta nación del este Europeo
escalaría hasta el podio del fútbol mundial. La avalancha búlgara no comenzó en junio del 94, el año anterior, en el repechaje que medía a Francia y Bulgaria, los galos parecían con rumbo a América con marcador cómodo de 2 goles por 1 cuando los búlgaros voltearon la pizarra y se aseguraron un puesto entre los 24 invitados a la fiesta del fútbol.


La principal pieza de este equipo era el delantero del Barcelona Hristo Stoichkov, quien desde el lado izquierdo de la cancha cubría gran terreno y era oportuno al momento de anotar. Stoichkov era auxiliado en el ataque por todo el medio campo, especialmente por Krasimir Balakov con sus pases precisos. El capitán del bando búlgaro era el portero, Borislav Mihailov.

Bulgaria quedó encuadrada en el grupo D. En su encuentro debut cayeron ante la sorprendente Nigeria 3 goles por 0 pero luego se recuperó derrotando a Grecia, 4 goles por 0. En el último encuentro de la ronda de grupos, los búlgaros derrotaron 2 por 0 a la campeona vigente, Argentina, que de no haber sido por el formato de ese entonces, habría quedado fuera de competición. 

Hristo Stoichkov


En octavos Bulgaria acabó con el eterno sueño mexicano del quinto partido y tras una batalla que terminó empatada a 1 gol, los búlgaros rompieron las redes del Chapulín Campos en tres ocasiones, contra una de México para pasar a cuartos, donde eliminaron a la todopoderosa Alemania dos goles por una, cortando así una racha de tres mundiales consecutivos de los alemanes clasificando a semifinales. 

Bulgaria celebra que eliminó a Alemania


En las semifinales, el sueño búlgaro llegó a su fin cuando Roberto Baggio, en su mundial de ensueño, pudo vencer las redes búlgaras en el minuto 20 y 25, luego los búlgaros apretaron en la parte trasera y se fueron al ataque pero solo pudieron romper la férrea defensa italiana en el minuto 44 con gol de Stoichkov, pero en el segundo tiempo las cosas quedaron tal cual. Una Bulgaria desmoralizada y sin ánimos fue vapuleada por Suecia en el encuentro por el tercer lugar cuatro goles a cero.

Sin embargo, los búlgaros fueron recibidos como héroes en Sofía. 



7. Austria 1934



Probablemente para muchos de los que se consideran “fanáticos a muerte” del fútbol, asocian a Austria con baja calidad futbolística. Este no fue el caso de la Austria que en 1934 se quedó corta en su intento de levantar la copa Jules Rimet. Aquel equipo era tan bueno que lo llamaban “Die Wunderteam”, el equipo maravilla.

Los austríacos llegaron a Italia con una impresionante seguidilla de 14 triunfos consecutivos y la etiqueta de favoritos, pues eran los campeones regentes del Campeonato Centro-Europeo de Naciones y su estilo de juego era vistoso, agresivo, uno de muchos pases, liderados por su capitán, Mathias Sindelar, mediocampista a quien llamaban “El hombre de papel” por su peso ligero.

El equipo maravilla debutó en el primer mundial con formato de grand slam de tenis, con una victoria un tanto apretada ante los franceses de 3 goles por dos. Luego se enfrentaron en cuartos de final ante Hungría y los despacharon dos goles por uno. Avanzaron a semifinales, mientras en una llave Checoslovaquia y Alemania decidían un finalista, la favorita Austria se enfrentaba al local: Italia.

Eran los treinta, la era del fascismo en Europa e Italia era gobernada por Benito Mussolini. Así como Hitler haría con los Olímpicos de 1936, Mussolini usó el mundial del ’34 como propaganda de su régimen, Italia debía ganar a como diera lugar.

Die Wunderteam
En el minuto 19 del encuentro vino el gol italiano, en una aparente falta sobre el portero austríaco quien sostenía bola en el momento en el que Meazza cae sobre él y este pierde la bola. El árbitro no sentencia falta y eventualmente este es el único gol del encuentro. Posteriormente el mismo árbitro de esta semifinal, pitaría la final contra los checos.

Luego de este mundial, Austria sería anexada por la Alemania Nazi y sus jugadores obligados a vestir la camiseta alemana. Lamentablemente el facismo, en apariencia, impidió que una de las mejores selecciones de todos los tiempos ganara el Mundial. 


6. Portugal 1966


Para las generaciones más recientes, Portugal probablemente sea una potencia futbolística a nivel deselecciones, pero no, ese no es el caso. Cuando los portugueses, de la mano de Figo llegaron a Corea y Japón en 2002, era esa apenas su tercera Copa Mundo, luego de la gris participación en México ’86 y la honrosa, majestuosa presentación de Inglaterra 1966.

El equipo de Portugal fue liderado por Eusebio, quien llegó a la competición con el  título del mejor de Europa. En la fase de grupos, vencieron a Hungría 3 goles por 1, luego 3 goles por cero sobre Bulgaria y finalmente eliminaron al campeón defensor, Brasil, 3 goles por uno, dos de ellos siendo marcados por Eusebio.

En cuartos de final, los portugueses se midieron con la sorprendente Corea del Norte, equipo que sorprendentemente había eliminado a Italia. En el minuto 25, los coreanos, sorpresivamente dominaban a los portugueses, no una por cero, sino TRES por cero, cuando entonces la genialidad de Eusebio se hizo sentir, anotando cuatro goles en ruta a la victoria 5-3 sobre los asiáticos.

Eusebio
El sueño portugués culminó en  las semifinales, a manos de los locales y eventuales campeones de la selección de Inglaterra con dos goles de Bobby Carlton. Eusebio anotó en el minuto ’82 pero fue insuficiente, Portugal cayó en semifinales y el sueño había terminado. 

Continúa aquí (espera cinco segundos, luego clickea en "saltar publicidad") 

O... puedes descargar la entrada completa aquí 

0 comentarios: