Destacado

El amor de un búho y una alondra

Hikari y Koi Érase una vez un solitario y orgulloso búho que sobrevolaba el mundo en las noches, acompañado de oscuridad y silen...

febrero 10, 2014

El año más largo de la historia

Si te leíste esta entrada probablemente te sientes en capacidad de contestar las dos preguntas, me dirás, el año más largo ha sido el 1712 en Suecia que tuvo 367 días incluyendo el 30 de febrero. Pero solo estarías en la mitad de lo cierto. 

El año más largo del que se tiene noticia hasta ahora fue el 46  A.C que tuvo 455 días, esto producto de, como hemos visto antes siempre que ocurren estas anomalías con las fechas, errores en los calendarios que se usaban para ese momento. 

El calendario anómalo en este caso recibe actualmente el nombre de "prejuliano" y era un calendario lunar que según la leyenda fue instaurado por Rómulo, el primer regente romano. El mismo se caracterizaba por su completa inexactitud, puesto que duraba alrededor de 304 días o lo que es lo mismo, diez meses lunares. 



En un principio los meses eran: marzo (llamado así en honor al dios Marte), Abril (por la diosa Venus, en etrusco "Apru"), Mayo (por la dios Maya), Junio (por la diosa Juno) y luego se le acabó la creatividad a los romanos y llamaron al resto de los meses quintilis, sextilis, septiembre, octubre, noviembre y diciembre. 

Los meses duraban alternativamente 29 y 31 días, puesto que los romanos consideraban los números pares como de mala suerte. Posteriormente, el segundo rey de Roma, Numa Pompilio agregó dos meses más al calendario: Janarus (o Enero, llamado así en honor al dios Jano) y Februarius (o Febrero), abriéndose el año a partir de enero desde mediados del siglo II antes de Cristo. 

La duración de los meses era variada. Febrero tenía, como siempre, sus 28 días, pero Marzo, Mayo, Quintilis y Octubre tenían 31 días y Enero, Abril, Sixtilis, Septiembre, Noviembre y Diciembre, 29 días, teniendo el año entonces 355 días, pero aun existía un atraso con respecto al año solar, por lo que cada cuatro años se le agregaban dos meses al calendario, uno de 22 y otro de 23 días, llamados "Marcedonios". 

Sin embargo todos estos ajustes no acomodaron los errores que existían en el calendario, llegando al punto que, durante el gobierno de Julio César llegando el punto en que, los días que se suponía debía ser invierno, en realidad eran otoño, por lo que el César, ordenó un ajuste al calendario para corregir los errores. 

Sosígenes de Alejandría, astrónomo egipcio fue el encargado de llevar a cabo esta reforma, quien cambió el ciclo del mismo, de lunar a solar, y estableció la duración del mismo en 365 días divididos en los doce meses tradicionales (se conservaron los nombres), agregando un día extra después del 24 de febrero (que era el sexto día, por lo tanto, sexto día en latín se dice Bis Sextum, siendo ese el origen de la palabra "bisiesto") cada cuatro años, aunque luego esto se cambió a cada tres años, produciendo un atraso que produjo que para 1582 se tuviera que eliminar de un tajo diez días del calendario. 

El nuevo calendario, que se denominó "Juliano" en honor a Julio César, comenzó a usarse a partir del año 45 A.C, pero antes, para corregir todos los errores, los 90 días de atraso del calendario anterior, se ajustaron al año 46 AC, agregándose dos meses entre noviembre y diciembre, denominados "Merkedinus", que duraron uno 33 días y el otro 34, además del antes mencionado mes entre febrero y marzo que duraba 23 días. 

Así pues, el año 46 A.C ha pasado a la historia como el año más largo de todos los tiempos, por algo fue llamado "El Año de la Confusión".

Si el post te gustó por favor compártelo en facebook, dale tweet y recomiéndalo por Google+, si quieres recibir más entradas similares suscríbete al mismo, yo estaré eternamente agradecido.

0 comentarios: